Categorías
11 enero, 2023

Joyas tibetanas: un regalo especial para cualquier ocasión

El significado de las joyas Tamashii

Llevar un Tamashii tiene un fuerte valor simbólico: estas joyas se fabrican en el Tíbet y los monjes budistas las llevan como talismanes durante la meditación y las prácticas religiosas.

Son conocidas como las «joyas del alma», perfectas para ayudar al viaje interior de quien las lleva. De hecho, el término Tamashii significa «Alma» y deriva de la palabra «Tama» que significa «joya». Lucir una joya tibetana como esta significa dar sentido a la propia vida y perseguir un ideal de amor y paz hacia uno mismo y hacia el mundo.

las pulseras que gustan a todos

En el Tíbet, las joyas tienen un valor que va más allá de un simple accesorio. En particular, en la tradición budista, las joyas se utilizan para inculcar los ideales de la fe y expresar la propia espiritualidad.

Gracias a su encanto, las pulseras Tamashii también han conquistado Italia y se han hecho populares con el objetivo de compartir y difundir el mensaje de paz y cercanía al pueblo tibetano.

Cada pulsera está compuesta por un elemento de madera, llamado Calabash, que representa la continuidad de la vida. Los granos del brazalete original utilizado para las oraciones y vinculados al número 9 han sido reemplazados por piedras naturales de rara belleza.

Cada piedra tiene un significado y una energía específicos que pueden ayudar a la persona que la lleva. Por ejemplo, la piedra de ónice infunde coraje y autoestima, la pirita transforma el orgullo en sabiduría, la cornalina preserva la fuerza vital, la sodalita ayuda a relajarse y encontrar la calma interior. ¡Hay tantas piedras y son una más hermosa que la otra!

Las pulseras Tamashii son aptas para todo el mundo porque son unisex y se adaptan a muñecas de cualquier diámetro.

En realidad no solo hay pulseras Tamashii: también hay colgantes, anillos, pendientes y collares tibetanos.

En definitiva, una colección por descubrir con piedras de múltiples significados a las que cada uno puede dar su propio valor interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *